Amo a mis diarios más que a mi blog

diario-intimo-blog-madeincc

Todo empezó cuando tenía siete años, cuando mi abuela me regaló mi primer diario íntimo. Tenía en la tapa el dibujo de dos pájaros posados en una fuente, junto a un camino con flores rosas y un cielo azul. La ilustración estaba dividida en cuatro bloques por un fino marco blanco, como si fuera un jardín secreto contemplado desde una ventana antigua. Al regalarme mi primer diario, mi abuela me invitaba a contar mis confidencias y me adelantaba una enseñanza que, años más tarde, iba a descubrir leyendo un cuento filosófico de Voltaire. “Hay que cultivar nuestro jardín”, dice Cándido.

Hoy mi diario secreto -que se cerraba con llave en forma de corazón- comparte estantería con más de 20 cuadernos íntimos. Los amo más que a mi blog, más que a mis libros, más que a mi Mac y que a mis discos duros. A diferencia de una página web con categorías, tags, menús, widgets y pautas SEO, mis cuadernos tenían una única regla para respetar: escribir en una página al azar, sin preocuparse por crear un orden cronológico. Eso mismo les decía a mis amigos que invitaba a escribir o a dibujar en ellos. Pues sí, eran interactivos y sin patrocinios ni menciones.

El resultado es un desorden dadaísta de pequeñas frases, largos textos escritos con rotuladores de colores, poemas, historias, listas de cosas, fotos, tarjetas, imágenes, dibujos, papeles sueltos, fotocopias de libros pegados, postales, cinta adhesiva, fechas, firmas. Son auténticas memorias vivas y palpables. Lo mejor de todo es que están escritos a mano, con mi letra. En alguno, investigo con apuntes descriptivos como dos niños de 10 años, Robin y Leïla, se van supuestamente enamorando. En otro, hay cadáveres exquisitos, sueños y frases como esas: “Las burbujas de jabón caen en redondo y hormiguean en mi cuerpo”, “Pijama: pantalón de exilio para ir en los sueños”.

Junto con mi máquina de escribir, mis recomendaciones de magazines y objetos personales de este bazar, este post es un eco más de mi nostalgia por el papel, de mi pasión por la escritura y de mi gusto por los recuerdos. Como no les puedo enseñar sus páginas (son personales), les dejo contemplar sus portadas en la intimidad pública de mi blog. Mientras tanto, espero que vosotros labréis vuestra propia huerta.

7 thoughts on “Amo a mis diarios más que a mi blog

  1. Me encanta este post!! y yo también amo más mis diarios que mi blog, se nota jajjaa mi diario está más actualizado… Sissi somos unas románticas, todavía escribimos en diarios y mandamos cartas :)

    Liked by 1 person

Share your opinion !

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s