Los pingüinos de la Patagonia no festejan el año nuevo

A los pingüinos de Punta Tombo – el rincón de Patagonia donde estuve en diciembre del 2013 – no les importa que existan 365 días en un año y que hoy se gire la última página de nuestras agendas del 2015. Ellos no necesitan fecha ni brújula para saber que ha llegado la hora de volver al mismo lugar que el año anterior, allí dónde les esperan sus profundos nidos escondidos bajo tierra. Entre septiembre y marzo, ellos pasan sus días en las mismas cuevas donde nacieron y donde dan a luz a sus crías. Cada año repiten la misma ceremonia. Vuelven a nacer.

Con paciencia y cautela, los pingüinos de Magallanes avanzan cada uno a su ritmo, acompañados o solos, descansando a ratos para disfrutar de un rayo de sol, de la brisa y de la vista de esta reserva natural situada en la Patagonia Argentina. Luego caminan hacia la playa, se lanzan al mar y más tarde regresan a su nido con pescados en la boca. Tras muchos pasos y horas, disfrutan de una comida rodeados de los suyos antes de volver a empezar.

Something to say?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s