17 frases de Orgullo y prejuicio, Jane Austen

orgullo-prejuicio-jane-austen-novela-pelicula-resumen

De no haber leído a Una habitación propia de Virginia Woolf – un ensayo en el cual demuestra que para escribir una novela una mujer necesita dinero y una habitación propia -, me temo que “Orgullo y prejuicio” de Jane Austen hubiera acabado como un bombón olvidado al fondo de un cajón: una lástima. Al descubrir que Jane Austen escribió su novela más famosa sin habitación propia y en el anonimato, Woolf despertó mi curiosidad por leer aquel clásico de la literatura inglesa, y cuando una librera me enseñó la preciosa edición de Penguin Clásicos, no me he podido resistir a sus encantos. ¿Quién podría? Si necesitas motivos para leer a “Orgullo y prejuicio”, ¡sigue leyendo mi resumen, mi crítica y mi selección de frases!

“Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.” Con esta primera sentencia irónica, Jane Austen exige enseguida el acuerdo o la condena del lector a quién no le queda otra que seguir leyendo para llevar a juicio dicha “verdad” y hacerse una opinión propia. Dicho de otro modo, su objetivo es agudizar la mirada y despertar el espíritu crítico. De entrada, “Orgullo y prejuicio” es más que una novela de amor: es una denuncia hábil dónde los personajes retratan o cuestionan los códigos sociales, la condición femenina, los vicios y las cualidades de la naturaleza humana.

“Orgullo y prejuicio” es una novela social, psicológica, crítica y poética que me ha encantado. Leerla es viajar hasta la Inglaterra del siglo XIX para adentrarse en el cotidiano de la familia Bennet cuyos padres y cinco hijas tienen personalidades tan dispares como los pretendientes que los rodean. En cada uno de los 61 capítulos, se despliega el suspense de una corta y entrañable escena: un banquete, una confesión, un baile, una conversación, una correspondencia, un encuentro, a través de los cuales están en juego el honor, el cortejo y la verdad. ¡Todo salpicado por un bienvenido toque de sátira!

Debo confesar que antes de comprar el libro me quedé boquiabierta delante de la adaptación cinematográfica con Keira Knightley y Matthew Macfadye [2005]. Aunque no sea del todo fiel a la novela, reconozco que el film consigue recrear la emoción literaria de un culebrón cuya prosa vale más que cualquier imagen. A continuación, ¡te comparto 17 frases de “Orgullo y prejuicio” que lo demuestran!

orgullo-prejuicio-jane-austen-libro-resumen

“Prefería no tener confidentes hasta que sus preguntas obtuvieran respuesta.”

“Ambos somos insociables, taciturnos, enemigos de hablar a menos que esperemos decir algo que deje boquiabierto a quien escucha y pase a la posteridad con el brillo de un proverbio.”

“Su mente se hallaba tan ocupada que no se percataba de su silencio.”

“Creo que jamás ridiculizo lo que es cuerdo y bueno. Locuras y necedades, antojos e inconvenientes son lo que me divierte, y de esas cosas me burlo siempre que puedo. Pero de eso es precisamente, supongo, de lo que usted carece.”

“La imaginación de las mujeres hace que concibamos demasiadas ilusiones respecto de los hombres.”

“Cuanto más conozco el mundo, más me irrita, y todos los días confirmo mi creencia en la inconstancia del carácter humano y en la poca que me inspiran las apariencias de mérito o talento.”

“¿No es la descortesía a los demás la esencia verdadera del amor?”

orgullo-prejuicio-jane-austen-libro-frase

“No has de cambiar, por consideración a una persona, el significado de los principios y de la integridad, ni tratar de convencerte, o convencerme a mí, de que el egoísmo es prudencia y la insensibilidad ante el peligro certidumbre de felicidad.”

“La afectación de candor es de las cosas más corrientes que existen.”

“La boda se celebró; la novia y el novio se marcharon a Kent desde la puerta de la iglesia, y todos tuvieron, como de costumbre, algo que decir sobre el asunto. Elizabeth tuvo pronto noticias de su amiga, y su correspondencia fue tan regular y frecuente como siempre. Sin embargo, le resultaba imposible ser tan franca y expansiva. No podía escribirle sin advertir que había desaparecido entre ellas la confianza que nace de la amistad sincera, y aun cuando decidió que seguiría escribiéndole, lo hacía en atención a lo que su amistad había sido, no a lo que era.”

“Ambas queremos dar noticias, aunque revelando únicamente lo que no importa que los demás sepan. Perdóname, y si persistes en tu indiferencia, no me hagas tu confidente.”

“Hay que obedecer a aquello que se considera necesario, y toda excusa sería absurda.”

“Seguirá vivo en mi recuerdo como el hombre más agradable que he conocido, pero eso será todo. Nada tengo que esperar, que temer, ni que reprocharle. Gracias a Dios, no tengo esa pena.”

“Siguieron paseando sin cuidarse de la dirección que llevaban; había demasiado que pensar, sentir y decir para atender a nada más.”

orgullo-prejuicio-jane-austen-novela-frases


Título: Orgullo y Prejuicio (en inglés, Pride And Prejudice)

Autora: Jane Austen (1775-1817)

ISBN: 9788491051329

Traductora: Ana María Rodríguez

Páginas: 448

Precio: 11,95 euros

Sello: Penguin Clásicos (Edición Conmemorativa)

Something to say?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s