Carta a Björk Guðmundsdóttir

Sin despedirte, sin decir ni una sola vez “merci”, sin cantar una última canción y sin superar la hora de concierto, te fuiste de Paris Bercy esa noche de 2001 en qué pasé la mayor parte del tiempo montada sobre los pies de mi … Continue reading

¡Deja ya de comerte las uñas!

comerse las unas

Mi madre lo había probado todo. Hasta someterme a un ejercicio de auto evaluación tipo semáforo, con pegatinas adhesivas de color, al volver del cole. Mi manía había llegado a tal extremo que ya no bastaba con pintarme el micro milímetro … Continue reading